Llega esta época del año y es muy común que nos empiecen a llegar muchas preguntas y comentarios sobre destinos específicos donde pedalear en el verano. Si bien son muy variados los lugares por los que nos consultan, la Ruta de los 7 Lagos, en la provincia de Neuquén, se queda sin lugar a dudas con el primer puesto del ranking. Por ello, se nos ocurrió que era un buen momento de hablar un poco de este interesante destino que nos toco recorrer en dos oportunidades y que en cada una de ellas nos regaló momentos inolvidables.

Técnicamente, este recorrido une las ciudades de Villa la Angostura con San Martín de los Andes, a través de la Ruta Nacional 40 (ex 234) en un trazado de 108 kilómetros que en la actualidad se encuentran totalmente pavimentados.  En el trayecto se pueden avistar los lagos Nahuel Huapi, Espejo, Correntoso, Villarino, Falkner, Machonico, y Lacar. Además, tomando pequeños desvíos, está la posibilidad de visitar los lagos Escondido, Meliquina, Traful y Espejo Chico, entre otros.

Como podrán imaginar, este recorrido se puede hacer en dos direcciones, pero desde nuestro punto de vista consideramos que resulta un poco mas fácil iniciándolo desde la ciudad de Villa La Angostura, ya que de esta manera se baja más de lo que se sube y nos ahorraremos pedalear los 15 kilómetros de subida que se inician en la ciudad de San Martin de los Andes y que, para el que venga desde La Angostura, serán una placentera y merecida bajada hasta la culminación del recorrido.

Por supuesto, no es casualidad que cada verano cientos de ciclistas decidan ir a recorrer en sus bicis este lugar, que a esta altura ya cuenta con una fuerte tradición en materia de cicloturismo.  Sus características lo hacen un lugar ideal para iniciarse en este mundo de los viajes en bici, ya que en un trayecto relativamente corto se presentan muchas de las características que se repiten en viajes más largos por lugares más aislados. El circuito de los 7 Lagos tiene todo lo que tiene que tener, grandes subidas y bajadas, abundante agua potable en todo el recorrido, paisajes inigualables que incluyen bosques, cerros nevados y lagos, con el agregado de contar siempre con una importante infraestructura que incluye una serie de campings organizados, proveedurías y hospedajes que pueden ser un gran apoyo para aquellos viajeros que aún no cuenten con la experiencia necesaria para autoabastecerse durante lo que dure toda la travesía. Además el clima en esta zona suele ser bastante variable, lo que da la posibilidad de pedalear en diferentes climas incluso en una misma jornada.

Algunos tips:

  • Si bien son solo 108 kilómetros, es importante tomarse el tiempo necesario para conectar con el lugar, detenerse las veces que uno tenga ganas e ir haciendo etapas cortas que nos permitan tener algún tiempo del día libre como para descansar, realizar caminatas y lograr de a poco entrar en modo viaje.
  • Existen varios mapas que detallan el circuito y que se consiguen muy fácilmente en el lugar. Allí podrán ver que si uno tiene las ganas y el tiempo también se pueden hacer desvíos por rutas de ripio a lugares muy bonitos, que nos dan la posibilidad de andar aún más tranquilos en cuanto al transito de vehículos se refiere.
  • Es posible hacer este recorrido prácticamente durante todo el año, evitando los períodos de grandes nevadas, pero lo ideal es hacerlo entre los meses de octubre y marzo, cuando el clima es más amigable. Particularmente, para pedalear esta ruta intentamos evitar los meses de enero y febrero, en los que por la temporada alta de verano crece potencialmente el tráfico vehicular en la zona.
  • Una de las mayores ventajas de este circuito es que lo podemos adaptar a nuestros gustos y posibilidades. Las opciones son tantas que se puede hace el recorrido alquilando la bici y el equipo necesario en Villa La Angostura, pero también se puede estar en la zona pedaleando de manera autónoma durante varias semanas e inclusive existe la posibilidad de unir este circuito con algún cruce a Chile por la Cordillera de los Andes.

En fin, teniendo en cuenta que el mal clima ya se va alejando, que comienzan los días cálidos, los bosques florecen y va llegando la hora de pensar en nuestras merecidas vacaciones… Quizás sea el momento de investigar un poco el mapa y tomar como una buena opción para este verano la tradicional Ruta de los 7 Lagos.

Comments

Deja un comentario